Crónica de un gran concierto anunciado

10371480_1553302434901224_3528269027517072190_n   Concierto de Pendragon en Madrid, 23/10/14

¡Vaya concierto ofrecieron los británicos! El evento de ayer tuvo lugar en Lemon Music Club. La sala, aunque pequeña, tenía una buena sonoridad. Eso permitió que los presentes disfrutaran de uno de los grupos de referencia en el género llamado “neoprogresivo” en una noche inolvidable.

La velada fue algo austera en cuanto a puesta en escena: no hubo ni juegos de luces ni efectos visuales. Al fin y al cabo lo más importante es la música en sí, y en eso fue inmejorable. El buen ambiente entre los integrantes del grupo es innegable. Los risueños Nick Barrett (guitarra, voz) y Peter Gee (bajo), y los más serios Clive Nolan (teclados) y Craig Blundell (batería), (pero profesionales todos), lograron una comunión excelente con los asistentes. Los roles de banda y público se difuminaron, éramos personas sin etiquetas disfrutando de la música. Y cómo no, hay que decirlo: Nick Barrett es puro sentimiento. Mención honorífica también merece Craig Blundell, músico un poco eclipsado por el líder de Pendragon, que sin embargo nos regaló un solo de batería que nos dejó con ganas de más.
Puede que la idea de una banda esté cambiando, que ya no desestimemos a los que no son “estrellas del rock”, lo que hace que nos juntemos todos para disfrutar de un grupo legendario, aunque inexplicablemente desconocido fuera del círculo.
Ahora, con el auge de las redes sociales, el concepto de músico varía; vemos a los artistas cercanos, considerados, próximos, y en definitiva, humanos.
Pero lo que me sigue sorprendiendo es que veamos a grupos de la talla de Pendragon en una sala algo reducida, cuando por su calidad deberían llenar el teatro Nuevo Apolo. ¿Por qué? – Me pregunto. Pendragon lleva en escena desde la década de los 80, no es un grupo reciente. Y he aquí la respuesta: no es un grupo “clásico”. Quienes pueden se permiten el lujo de ver a Camel, a The Rolling Stones, a Elton John…¡eso sí es una entrada cara! Pero hacemos todo lo posible por asistir. ¿Por qué? Porque son “clásicos”. ¿Pero acaso los clásicos no comenzaron alguna vez desde cero, y fueron subiendo? Todas las bandas necesitan el apoyo del público: asistir a un concierto, comprar un disco, promover la difusión…cualquier cosa que marque la diferencia.
Y si nos centramos únicamente en las bandas grandes y no respaldamos a las nuevas o infravaloradas, no estaremos apoyando el tipo de música que nos gusta.
Porque ellos hacen un trabajo. Y son humanos, después de todo.

Setlist:
If I were the wind (and you were the rain)
Paintbox
Green & Pleasent
Freakshow
Beautiful Soul
Faces of Light
Breaking the spell
Explorers of the Infinite
Nostradamus
It’s Only Me
Indigo
—–
Masters of Illusion

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s