Back To R’lyeh – ‘The Awakening/Last Fight of the Primordial’ (2013)

En Diciembre de 2013, Back To R’lyeh lanzaron The Awakening/Last Fight of the Primordial, su primer trabajo de estudio, un álbum conceptual dividido en dos partes. Fue grabado en Mantis Studio, mezclado en Bulletproof Studios y masterizado por James Plotkin, conocido por su trabajo con bandas como Sunn O))), ISIS o Pelican entre otras. Un disco que, a mi parecer, ha marcado un capítulo en la historia de la música experimental en nuestro país.

No nos engañemos, es un grupo con un sonido prácticamente imposible de catalogar. “Avantgarde” es el término más cercano para definirles.

Su sonido principalmente gira en torno al Metal Progresivo extremo, pero va mucho más allá: son una coctelera de géneros musicales. Por otro lado, el concepto del álbum se basa en la mitología creada por el famoso escritor de relatos de terror H.P. Lovecraft, pero la historia en sí es original. Todo esto conforma el estilo tan único y personal que caracteriza a R’lyeh.

Nos juntamos gente con una mente muy abierta a la hora de escuchar y tocar música, y eso hizo que en el disco hubiera todo tipo de estilos. […] Lo principal era no ponernos límites a la hora de mezclar estilos puesto que eso te pone barreras a la hora de componer.

Manuel Novoa (Guitarrista de Back To R’lyeh)

 
La primera parte del disco recibe por nombre “The Awakening” y contiene las cuatro primeras pistas.

El álbum abre con ‘Basil Abscond’, un tema que desde los primeros segundos da muestras del estilo poco convencional de R’lyeh. A lo largo de toda la canción se van repasando todas las texturas que adopta su música, desde secciones de Bossa y Jazz Fusion, hasta un Metal extremo influenciado por bandas como Mastodon.a3651293035_10

‘Warnings’ es todo un despliegue de agresividad, repleto de riffs aplastantes y disonancias. La composición se ve truncada a la mitad, sumergiéndose en una tranquila sección de Jazz que va creciendo en fuerza conforme se acerca al final.

‘Massacre & Escape’ mantiene la dinámica de las anteriores piezas, siendo ésta y ‘The Awakening’ los temas de atmósferas más oscuras y densas de todo disco. Por su parte, ‘The Awakening’ es la canción más larga del álbum, así como la más lenta y pesada. Los riffs se arrastran de una forma muy propia del Sludge Metal, transmitiendo la angustia de lo relatado en la letra.

La segunda parte del disco recibe por nombre ‘Last Fight of the Primordial’ y contiene las siguientes seis pistas.

‘Ghost & Vengeance’ es un alarde de maestría en el que se suceden de forma intercalada metal extremo y secciones melódicas con toques flamencos y psicodélicos. Impresionantes la melodía vocal y el acompañamiento de guitarra, notablemente influenciado por grupos como Virus u Opeth.
Los recurrentes coros subliminales, que son susurrados de fondo, refuerzan la atmósfera que busca transmitir cada canción.

‘Erase’, por su parte, es una de sus piezas más aclamadas, con un sonido más accesible que las otras, pero sin perder su esencia ni un solo segundo. Cabe destacar el magnífico solo de tapping de bajo que acompaña al estribillo.

‘Verticalus’ es un interludio electrónico que encadena con la siguiente canción. Un guiño a la banda de Metal Progresivo Tool, tanto por el nombre (similar al de su tercer álbum, Lateralus) como por su semejanza con ‘Intermission’, interludio de su álbum Ænima. La influencia de la banda estadounidense se hace notable también en los riffs del siguiente tema, ‘Last Fight of the Primordial’.

La influencia de los primeros discos de Mastodon vuelve a hacerse notable en ‘Doorway’, tema que, en mi opinión, tiene uno de los mejores trabajos vocales de todo el disco.

‘Nuclear Warhead’ comienza de forma pausada a modo de ‘balada’ y alcanza su clímax en sus últimos minutos con una caótica sección de Black Metal que pone fin a esta segunda parte del disco y al relato.

La tercera y última parte del disco recibe por nombre ‘Epilogue’ y consta de una sola canción, ‘The Triumph of men’: una pieza orquestal acompañada de una narración que pone fin al álbum. El instrumental fue escrito por David Pérez, amigo de los miembros de R’lyeh.

 
Trama del disco: [Contiene spoilers]

 
El disco relata la historia de Basil Abscond, un joven científico que es avisado de la muerte de su querido tío, un famoso explorador y antropólogo, que andaba investigando sobre cierto culto ancestral a unas criaturas anfibias. Abscond hace suya la búsqueda de su tío. Financia una gigantesca expedición con la cuantiosa herencia que este le ha dejado dispuesto a acabar lo que él empezó: Encontrar y capturar viva a una de estas criaturas y llegar más allá del mundo conocido.
La primera parte del disco, “El despertar”, relata la primera expedición de Basil Abscond a R’lyeh.

La primera canción, empieza, como muchos relatos lovecraftianos, relatando los sucesos cuando toda la historia ya ha acabado. Abscond llega con un equipo de científicos a una remota isla del Atlántico Sur. En la isla encuentran ruinas de un antiguo templo, y sin hacer caso a sus presentimientos se adentran. Poco después, se encuentran cara a cara con una criatura grotesca y reptiliana, pero de pronto, y emitiendo un grito sobrenatural al unísono, aparecen cientos de ellas. Todo el equipo corre por su vida, hacia el interior de la isla. Por el camino son sorprendidos por un monstruo de gran tamaño que emerge de la tierra pantanosa.

Se refugian bajando una rampa gigante que les lleva a una cueva en la que penetra el océano. Allí, conocen al primordial, que ha sido despertado. Todo el equipo salvo Abscond muere, ya fuese por el terror, masacrados por los reptiles, devorados por la criatura o suicidándose. Consumido por la locura, Abscond consigue escapar, llegar a unos de los barcos y volver a la civilización. Se interna voluntariamente en una institución psiquiátrica, y allí se tira dos años; torturado por horribles visiones y pesadillas.

La segunda parte del disco, “La última batalla del Primordial”, relata el regreso de Basil a R’lyeh.

Abscond logra superar el trauma y, corroído por el odio y la sed de venganza, decide reclutar un pequeño ejército para volver a la isla y acabar con su horror. Adicto a la cocaína y los barbitúricos, hace uso de la cantidad restante de la herencia para contratar a un grupo de mercenarios rumanos, comprar en el mercado negro dos helicópteros y dos cazas de combate y logra hacerse con una cabeza nuclear.

Con todo este despliegue, se programa la segunda expedición a la isla: Primero se bombardea con napalm; después los cazas regresan y descienden los dos helicópteros, desde los que se ametralla sin piedad a todo lo que se menea. Sin follaje donde esconderse, las criaturas son exterminadas sin remisión. Más tarde llega el turno de la infantería, que desciende a la gran cueva y prosigue con su cometido de erradicar a todos los lagartos en un frenesí de drogas, lanza cohetes y lanzallamas.

Cuando el Primordial emerge, se le recibe con una tormenta de plomo. Aunque su sola visión acaba con algunos hombres, el armamento hace su trabajo y se le doblega. Es el propio Abscond quien dispara a una extraña protuberancia subido a la enorme cabeza de la bestia y termina con su miserable existencia. Por desgracia, el cadáver del monstruo comienza a emitir extraños vapores y de sus emanaciones surge una grieta en el espacio tiempo. A través de ella, Abscond y sus hombres contemplan con horror lo que parece un pasaje entre dos mundos. Otros monstruos corren, reptan y vuelan hacia la grieta. Sus mentes dibujan el fin de la humanidad si no logran cerrar el portal y detener el avance de las criaturas.

Es entonces cuando Abscond llama por radio a uno de los helicópteros y solicita la famosa cabeza nuclear. El mismo marca las coordenadas en el teclado de la bomba, mientras que su pequeño ejército ejecuta a todo ser que traspasa la puerta. El artefacto, montado sobre un cohete, se dispara hacia este otro mundo horroroso. Y hace explosión.

La tercera parte del disco, el epilogo, pega un salto en el tiempo, años después de la trama, y habla sobre el triunfo del hombre moderno sobre aquellas horribles y asquerosas bestias.

Tanto las letras como la historia fueron escritas por Javi “Hanz Beckert”, vocalista de Back To R’lyeh. A cerca de su trabajo comentó lo siguiente:

“Creo que hemos sido los primeros artistas en darle un giro así de marciano a la obra lovecraftiana. Siempre pensé que los protagonistas de estos libros eran pusilánimes y cobardes. Siempre he creído firmemente que el hombre moderno triunfaría cómodamente y que no sería vencido por estos monstruos estúpidos y caóticos…”

[…]

Javi “Hanz Beckert” (Vocalista de Back To R’lyeh)

R’lyeh se convierte en una de las primeras bandas que amplía los relatos de Lovecraft, creando de cero una historia basada en ellos y cuyo desenlace es totalmente contrario a lo común en sus obras.

Javi cita a escritores como Chuck Palahniuk, Bret Easton Ellis, Charles Bukowski, Lautreamont y William Blake como algunas de sus mayores influencias.

Las abundantes descripciones, los monólogos interiores del protagonista involucran al lector al lector en la historia, transmitiendo la locura, la angustia, la desesperación y el horror que experimental Basil durante su aventura. A esto se suma la versatilidad de Javi cantando en múltiples registros, que convierten el relato en una experiencia viva.

“A la hora de enfrentarnos a la música quisimos rellenar el hueco de ‘innovación’ y ‘atrevimiento’ que falta en general. Cuando escuchas los discos de aquí te das cuenta de que casi todos están cortados con el mismo patrón. Nosotros quisimos salirnos de eso.”

Adrián Hernández (Guitarrista de Back To R’lyeh)

 
En resumen, nos encontramos ante un álbum realmente completo, un trabajo exquisito lleno de detalles meticulosamente cuidados. Un sonido rebosante de matices y cambios, cargado de sentimiento, complejo y contundente. Un plato para sibaritas del Progresivo y el Experimental.

Tracklist The Awakening / Last Fight of the Primordial:

The Awakening:
1. Basil Abscond
2. Warnings
3. Massacre & Escape
4. The Awakening

Last Fight of the Primordial:
5. Ghost & Vengeance
6. Erase
7. Verticalus
8. Last Fight of the Primordial
9. The Doorway
10. Nuclear Warhead

Epilogue:
11. The Triumph of men

 
Formación del álbum:
Javi “Hanz Beckert”: Voces
Adrián Hernández: Guitarra
Manuel Novoa: Guitarra
Pedro Luis Perez: Bajo (hasta 2015)
Alberto Morillas: Batería (hasta 2013)

Nuevos integrantes:
Alberto Rebollo: Bajo
Ramón Nissen: Batería
Jesús Lanzarote: Teclados y segundas voces

Texto de Luis Monge

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s