Crónica de Dream Theater – ‘The Astonishing’ (live in Paris) (5/03)

En nuestra opinión, The Astonishing es el mejor disco que ha sacado Dream Theater en los últimos años. Un disco que, pese a su ritmo trabado y su excesiva duración, transmite un aire fresco y novedoso y va ganando con cada escucha que se le da. Y en directo gana todavía mucho más.

IMG-20160305-WA0007

La curiosidad y el entusiasmo crecían conforme entrábamos en el auditorio del Palais de Congres de París. Lo primero que llama la atención del espectador es la decoración del escenario. Enormes pendones con el logotipo de Dream Theater colgaban al fondo del escenario, farolas con banderolas de la Ravenskill Militia y The Great Northern Empire y altas pantallas de leds.

Las pantallas jugarían un papel crucial durante el show, puesto que la música estuvo acompañada en todo momento de vídeos animados ilustrando la historia. Si bien esto ayudó a meterse en el concepto y aclarar ciertos detalles del mismo, considero que fue uno de los aspectos más mejorables del show. Algunas de las animaciones recordaban a los videojuegos de hace 15 años cuyos gráficos dejaban más bien que desear.

El ruido de los NOMACS irrumpieron en el auditorio y el concierto dio comienzo. Los motores estaban algo fríos y los primeros minutos no fueron los mejores, en especial para LaBrie, quien tuvo importantes fallos, sobre todo durante ‘Lord Nafaryus’. Sin embargo, a partir de ‘When Your Time Has Come’, remontó de forma sorprendente y cantó realmente bien durante el resto de la actuación, incluso en los momentos más complicados.

Desde ese momento empiezan a aparecer varios de los momentos álgidos del primer acto con la interpretación de la enérgica ‘Three Days’, la intro de ‘A Life Left Behind’, la emotiva ‘Ravenskill’ y la dramática ‘A Tempting Offer’.

La recta final del primer acto fue apabullante. Petrucci se coronó aquella noche con el solo de guitarra de ‘A New Beginning’, pieza que además gana en directo al sustituir el fade out del disco por un apoteósico final.

IMG-20160306-WA0005

Tras un breve descanso dio comienzo el segundo acto, en el que se sucedieron algunos de los mejores momentos de la noche, con ‘Moment of Betrayal’ o el combo ‘The Path that Divides’/ ‘The Walking Shadow’/ ‘My Last Farewell’, éste último con un solo de Rudess que nos dejó a todos con la boca abierta.

Siguieron entonces con ‘Hymn of a Thousand Voices’ en la que Mangini trató de guiar a los asistentes para dar las palmadas de la canción, aunque desafortunadamente sólo unos pocos supimos cuadrarlas (señores, solo hay que contar ocho pulsaciones).

Antes del encore la banda interpretó ‘Our New World’, con ese riff tan pegadizo que hizo que el público empezase a levantarse de sus asientos. El concierto finalizó de forma muy emotiva con el auditorio entero en pie, coreando con LaBrie la letra de ‘The Astonishing’.

Como aspectos negativos podemos nombrar que algunas voces iban por pista, pero es perdonable teniendo en cuenta que LaBrie tiene que enfrentarse solo a tantos personajes y cambios de registros. Al parecer también, aunque esto no lo experimentamos en nuestros asientos, hubo quejas de que en algunas zonas el sonido no llegaba del todo claro, llegándose a mezclar algunos instrumentos, aunque repetimos que desde nuestra posición se escuchaba perfectamente.

Mis compañeros de Progstureo y yo estamos de acuerdo en que, de todas las veces que hemos visto a Dream Theater en directo, ésta ha sido la mejor de todas.

Reseña realizada por miembros de Progstureo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s