Ihsahn – ‘Arktis’ (2016)

El día 8  de abril vio la luz el último trabajo del noruego Vegard Sverre “Ihsahn”. Arktis (Spinefarm Records) es el título escogido para este sexto álbum. La expectación, 3 años después de su Das Seelenbrechen y tras la escucha de las pistas que fue desvelando antes de la salida al mercado, era bastante elevada. Ihsahn es de esos músicos (ya lo fue en Emperor) que tienen un don especial para crear y componer. Cualquiera puede corroborarlo echando un ojo (u oído mejor) a su currículum musical.

El estilo de Ihsahn para con el progresivo es difícil de describir, y muestra de ello es la entrada al disco ‘Disassembled’. Su mezcla de matices duros cercanos al death/black, con otros más propios de un prog más clásico y melódico deja difícil colocarlo a un lado u otro del escaparate. El tema es monumental, eso sí. Creo que tiene una de las mejores voces limpias del panorama progresivo actual.

‘Mass Darkness’ fue uno de los temas lanzados con antelación como lyric video. Crudo y potente, con el elemento progresivo relegado a un plano secundario. Justo lo contrario que ocurre con ‘My Hearth Is Of The North’, donde los riffs son más propios del metal progresivo o de un post-rock potente, y el protagonismo lo acapara una incesante batería.

Fascinantemente extraña y atractiva es ‘South Winds’, donde fusiona algo de música electrónica con su estilo progresivo , intercalando muy bien partes duras con unos fantásticos cortes limpios. Algo similar a lo podemos apreciar en  ‘Frail’.

Es curioso cómo combina momentos muy melódicos, suaves y enigmáticos con voces agresivas y cambios de tono repentinos. Son contrastes que entran como un dulce en el paladar. Se puede comprobar con ‘In The Vaults’ o en ‘Until i Too Dissolve’, canciones nada parecidas entre sí pero con muchas cosas en común: contrastes y más contrastes.

El jazz también tiene cabida en toda la amalgama de sonidos y estilos, en una enternecedora y sensual ‘Crooked Red Line’, a la que sigue la ya conocida y grandiosa ‘Celestial Violence’ y un cierre en forma de bonus track llamado ‘Til Tor Ulven’. Un piano melancólico y una voz profunda en off (y en noruego) harán que despiertes de lo que parece un oscuro sueño salido de las manos de Poe.

No podía haber sido de otra forma viniendo de Vegard. Una obra completa, riquísima en contrastes y preparada al detalle. Nadie podrá acusarle de repetitivo, poco original o conformista.

 

Nota: 9,5/10

 

Reseña por: Isaac Sarrión

 

Tracklist:

  1. Disassembled
  2. Mass Darnkess
  3. My Heart Is of The North
  4. South Winds
  5. In The Vaults
  6. Until I Too Dissolve
  7. Pressure
  8. Frail
  9. Crooked Red Line
  10. Celestial Violence
  11. Til Tor Ulven (bonuc track)

 

 

Ihsahn son:

Ihsahn – bajo, voces, guitarra, teclados

Tobias Ornes Andersen – batería

Robin Ognedal – guitarra, coros

Nicolay Tangen Svennaes – teclados, coros

 

Colaboradores:

Jorgen Munkeby (Shining) – saxofón

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s