TOP 10 CANCIONES DE ROCK Y METAL PROGRESIVO – PARTE III (ISAAC SARRIÓN)

Tercera parte del especial Top 10, esta parte a cargo de Isaac Sarrión.


Imagina que tienes una estantería gigantesca llena de libros, de mil géneros y autores diferentes, cada uno con la esencia que le caracteriza. Imagina que de esos miles de libros que adoras, debes quedarte con una lista de 10. Pues eso pasa más o menos con este tipo de retos. Escoger 10 temas en una lista de miles, es una tarea compleja y paradigmática. ¿Premio la técnica de sus músicos, o la imaginación de la composición? ¿Escojo el tema del grupo al que tanto admiro, o me quedo con esa canción que se quedó pegada en mi cabeza? El orden no supone que unas me gusten más que otras. Vamos allá.

 

1.- Hexvessel – ‘Mirror Boy’

 

Los finlandeses me sorprendieron gratamente con su último álbum, un disco lleno de introspectiva, de filosofía hecha música. Unos retales de reflexión personal traducidos en acordes y letras maravillosas. Podría haber escogido un par de temas de este disco, pero me quedo con este por lo que llega a transmitirme, hace que cierre los ojos y me deje llevar como si la canción hipnotizara mi cuerpo. La voz de Mat retumba en el pecho como si te hablara directamente al alma.

2.- David Bowie – ‘Space Oddity’

En parte homenaje, en parte porque creo que ha sido un músico adelantado a su época, un tipo que indagaba en la música como un psicólogo indaga en la mente de su paciente. Él no era uno más, era uno de esos pocos elegidos que comprenden la música como algo más que un hobby o un oficio. No son pocas las canciones de Bowie en las que podemos apreciar esos detalles de rock progresivo, arriesgados compases que sólo alguien de su nivel es capaz de construir. Va por ti, genio.

 

3.- Porcupine Tree – ‘Anesthetize’

Creo que no necesita ser presentado. Los de Wilson son uno de los mejores grupos progresivos que ha habido en la historia. Técnicos en la construcción, exquisitos en la ejecución, lúcidos en la composición. Podría haber puesto casi cualquier tema en este espacio, pero creo que ‘Anesthetize’ es la mejor elección. ¿Por qué? Hacer un tema que ronda los 20 minutos de los cuales uno tras otro son un estímulo indescriptible para el cuerpo. Que no suene repetitivo, que sean coherente todas sus partes y que te haga creer que han pasado 5 minutos cuando llevas 15.  ¿Lo mejor? Que si en estudio es acojonante, en directo lo hacen mejor si cabe. Juegan en otra liga.

 

 

4.- The Aristocrats – ‘Culture Clash’

Desborde técnico es lo que presentan estos tipos cuando se ponen a tocar. Y es normal cuando músicos de la talla de Guthrie Govan, Bryan Beller y Marco Minnemann deciden juntarse y divertirse con lo que más les gusta: la música. Para ellos es como un juego; sólo hace falta entrar en youtube y ver los directos de estos granujas del rock progresivo. Y a mí, sinceramente, unos muchachos que suben al escenario y se divierten tanto o más que el público haciendo virguerías arquitectónicas sobre un pentagrama, me pone. Sin más.

 

5.- Opeth – ‘The Lotus Eater’

Una de las bandas progresivas referencias a nivel mundial en la última década. Opeth significó para mi adolescencia rockera un antes y un después en la comprensión de la música. Hasta ese momento, concebía la música como algo ordenado y lineal, una serie de normas que regían que escalas, notas, tempos. Pero escuché por primera vez este disco al poco de salir, con 18 añitos, y mi visión de la música cambió radicalmente. Estos tipos, al igual que otros muchos, habían declarado la guerra a los convencionalismos en la música y habían decidido que los tempos pueden moldearse, que las escalas se pueden mezclar y que las notas siempre suenan bien cuando las juntas con talento.

 

6.- Rush – ‘The Spirit of Radio’

Imposible que estos clásicos del progresivo no estuvieran en mi lista, aunque fuese sólo por otorgarles el papel que merecen: referentes en el rock progresivo, abanderados del género. La canción escogida iba a ser Xanadú, pero ya que Eva se me ha adelantado, ‘The Spirit of Radio’ me parece la más idónea para sustituirla. Un resumen perfecto de lo que es Rush y lo que es el género: técnica, talento, buen rollo e ideas frescas.

 

7.- Cynic – ‘The Lion’s Roar’

He de confesar que no soy un gran seguidor de este grupo (ojo, esto quiere decir que no conozco su biografía, ni todos sus temas, ni sé cuándo toman cereales y cuando magdalenas), y sin embargo me parece que está en mi top 5 de artistas admirados. Pioneros en muchas cosas, brillantes en todo lo que han hecho. No hay una sola canción de los estadounidenses que me deje indiferente: absolutamente todo el material que conozco de ellos es impresionante. ¿Lo mejor? Son raros y variados hasta para ser ellos, y eso es lo que más me atrae.

8.- Radiohead – ‘Karma Police’

Siempre he considerado que Steven Wilson ha mamado mucho de estos tipos a la hora de componer (y creo que puede comprobarse en sus trabajos en solitario o con Blackfield). No son técnicamente los mejores, ni rompen esquemas métricos, ni innovan. Pero saben conseguir que canciones compositivamente sencillas sean absolutos éxitos, que las escuches mil veces sin cansarte. Y eso tiene un mérito enorme. Debían estar en mi top sí o sí. Y la canción escogida recoge todos mis argumentos.

 

9.- Toundra – ‘Kitsune’

No podía dejar fuera de la lista el que para mí es el grupo más talentoso de la península. Su música es el equivalente auditivo de la experiencia visual que se siente al pasear por las salas del Prado. Tu cerebro no debe entender nada, sólo has de dejarlo flotando por los compases de cualquiera de sus canciones, y ‘Kitsune’ son 8 minutos de arte en tus oídos. Si fuese ciego, estoy seguro que el placer de ponerme cualquiera de sus discos en unos buenos altavoces sería más estimulante que ver cualquier paisaje con los ojos.

 

10.- Tool – ‘Schism’

No, no iba a dejar a mi querido Maynard fuera de la lista ni mucho menos. Podría haber sido de la mano de A Perfect Circle, pero me quedo siempre con Tool y su magnífico Lateralus. ‘Schism’ no es sólo un gran tema, simplemente te hace el amor. El bajo, las guitarras, la batería, la voz…es como una alineación de planetas, de estas que se dan cada cientos de años. Algo bello y perfecto que todo el mundo debería disfrutar, pero que sólo los afortunados que sabemos apreciar el arte gozamos. Maynard, si por casualidad me lees, muévete y saca disco ya; un talento así debería aprovecharse hasta la saciedad.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s