Heather Brooke – ‘Vizim’ (2016)

Últimamente he escuchado que el rock o el metal progresivo se están poniendo de moda. Y es cierto que, de alguna manera, el número de bandas emergentes que practican alguna ramificación de estos géneros ha ido creciendo exponencialmente, especialmente en España. Pero yo no aludiría a que el fenómeno se deba a una moda, sino más bien a un crecimiento en el interés y la valoración de este género en ocasiones poco comprendido.

A este carro se subieron allá por el 2010 los canarios Heather Brooke, que editaron a finales de 2016 su reciente álbum llamado Vizim, un nuevo modelito en el escaparate del cada vez más amplio mercado progresivo.

Los de Maspalomas saben que la primera impresión es importantísima, por eso eligieron un tema como ‘The Rain’ para dar entrada al disco. Son 9 minutos de metal progresivo de buena calidad, sin ser muy innovadores con el sonido pero caminando sobre seguro. Quizá la línea que menos arriesga es la batería, y la que más flojea es la voz. Por dos motivos claros: el primero es que en una voz suave las deficiencias del inglés son más notorias; el segundo, porque parece deslizar las cuerdas vocales por notas que no corresponden a la línea que deberían recorrer. Y se nota la falta de formación cuando desgarra la voz, tono en el que se desenvuelve mucho mejor.

La influencia del metal progresivo más moderno es notoria a lo largo del álbum y se acentúa ya desde la segunda pista, ‘Simba’. Y tras el primero de los interludios (de bella creación, sea dicho), repiten el canon citado: material bueno, pero ni la batería saca todo lo que podría, ni las voces están acertadas en su ejecución.

Después del segundo interludio, Heather Brooke se atreven con una pista que se extiende hasta los 21 minutos. Y no es sencillo crear canciones de tal dimensión y dotarlas de coherencia y credibilidad para el oyente. En esta ocasión siguen el corte de prog moderno, aunque en esta ocasión haciendo algo ausente en el resto del álbum: arriesgar. ‘Austrialia’ deja la huella en el disco que tanto se agradece a las bandas; la huella que queda cuando algo se elabora con el riesgo de hacerlo personal y diferente, de innovar y dejar una impronta propia, aunque sea pequeña.

Un trabajo correcto en lo musical, pero mejorable en casi todos los detalles que hacen de una banda y de un álbum ser recordados. No es fácil destacar entre tanta banda emergente, por eso el talento y la innovación marcan la diferencia. A los canarios todavía les queda mucho para marcar esa diferencia, pero el tiempo y las ganas dirán el resto.

Nota: 5/10

Reseña por: Isaac Sarrión

Tracklist:

1 – The Rain

2 – Simba

3 – Interludio 1

4 – Cocoon

5 – Interludio 2

6 – Austrialia

Heather Brooke son:

Jacinto Ojeda, batería
Ton Herrera,  guitarra
Paco Montilla,  bajo
Gabri Padilla, voz

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s