Astralia – ‘Solstice’ (2017)

El reto de toda banda con una pequeña obra maestra como primer disco es no bajar el nivel cuando se ponen manos a la obra con su segunda referencia. Siempre habrá quien diga “me gustaban más antes” o “esto es más de lo mismo”, pero eso es algo que sólo dirán quienes no entienden la evolución de una banda, las ansias creativas de sus miembros, las experiencias vividas durante el tiempo que transcurre entre un disco y el siguiente. Eso se acentúa cuando hablamos de un proyecto tan personal como el que practica este trío de La Floresta (Barcelona).

Con Atlas (Aloud Music, 2014) encontraron su estilo, algo que ya habían mostrado con su primer EP homónimo. Definieron su sonido y realizaron una obra maestra de lo que podríamos etiquetar como post-rock ambiental. Obviamente recuerdan a grupos como Jakob, no lo esconden, pero dotaron su propuesta de una luminosidad y ambientación propias.

Llegados a este punto, Astralia no lo tenían fácil a la hora de contentar al mundo con su nuevo material, el que se incluye en su nuevo LP (doble en el caso de la edición en vinilo, un regalo para los sentidos, por cierto). Superar Atlas no era tarea sencilla.

Para ello han creado un disco basado en las diferentes etapas de la vida del hombre, la relación que tiene con su entorno y el papel que juega en el Universo.

‘Exhale’ la pieza que abre el disco muestra que el sonido del grupo, aún manteniendo su propio sello, ha evolucionado hacia melodías más oscuras y ambientes algo más “cargados”.

‘Out of Nothing’ es el segundo corte del disco, que sigue por los mismos derroteros: fantástico trabajo de Roger a las guitarras, diferentes melodías llenas de ecos y efectos, el bajo de Albert dando cuerpo y Jordi marcando el ritmo con varios patrones dentro de una misma estructura. Todo mezclado con coherencia para transportarnos a través del mismo hilo conductor en una pieza de más de ocho minutos que pasan volando.

‘The Örmen’ comienza con una larga intro mostrando los motivos que se irán desarrollando a lo largo del tema, un épico crescendo de la batería desemboca en una fantástica orquestación sobre los primeros motivos, hace subir la intensidad hasta uno de los momentos más luminosos de todo el álbum.

‘Abyss of Light’, elegido como segundo adelanto del disco, es uno de los que más riqueza armónica aporta. Tiene momentos sencillos se combinan con fases épicas, y destaca el trabajo individual de cada uno de sus miembros para darle muchísimo peso al conjunto.

‘Detachment’ fue el primer fragmento del redondo que nos dejaron degustar. Es el corte más denso del disco bajo mi punto de vista; un tema arriesgado para mostrar hacia dónde se ha dirigido el sonido de la banda, pero que demuestra que la misma no ha tenido miedo en experimentar y abrir su sonido para enriquecerlo.

‘Farewell and Encounter’ es “el tema” del disco. La introducción te va abrazando poco a poco a base de sutiles melodías de guitarra, y sin darte cuenta el trabajo de orquestación va haciendo crecer esa sensación de confort hasta desembocar en uno de los mejores momentos del disco: el speech que nos invita a reflexionar sobre nuestra propia bipolaridad, entre nuestro ego y el papel que debemos jugar dentro de un mundo entendido como algo colectivo, entre lo que tomamos para nosotros y después expulsamos al exterior durante nuestra propia respiración, el solsticio entendido como el momento entre la despedida y el reencuentro.

‘Solstice’, la canción que da nombre al disco, es posiblemente la más relajada de todas, con una atmósfera mucho más ligera. Es un tema que respira, que aporta frescura y cierra el disco de una manera sublime, como purificándonos después de toda nuestra evolución como individuos.

Así pues, nos encontramos ante un disco que hay que descubrir con calma, prestando atención a los detalles y dejándonos llevar por los ambientes que crea para abrazarnos. Si no eres un gran seguidor de este estilo posiblemente no te entre a la primera, pero si liberas tu mente de prejuicios y les dejas entrar, Astralia son capaces de parar tu mundo durante 55 minutos.

Reseña por David Montón

Tracklist:

1.Exhale
2.Out of Nothing
3.The Örnen
4.Abyss of Light
5.Detachment
6.Farewell and Encounter
7.Solstice

Formación:

Jordi Guzman – batería

Albert Clemente – bajo

Roger Guzman – guitarra

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s