Alpha Male Tea Party – ‘Health’ (2017)

He de confesar que nunca fui muy aficionado a la hora de escuchar Post-Rock, pero siempre hay bandas que llegan a sorprenderte, sobre todo a la hora de mostrase mucho más evolucionados dentro de su música.
Explorar dentro de los sonidos más duros y metaleros que existen, haciendo joyas melódicas a base de recrearse en un riff, y comprobar cómo lo van desmenuzando capa a capa como a una cebolla, pasándolo por una trituradora de distorsión, y llegando a extremos casi inimaginables.
Éstos son Alpha Male Tea Party, una banda creada por el guitarrista Tom Peters, quien creó un trío musical que consigue a la perfección enmarcar y encarar los temas en estudio y en directo.

También puede ser que me identificase con ellos al no sentirse dentro del estilo musical, y  denominarse como “No me llamen una banda de Post-Rock”, y en verdad tienen toda la razón. Pues su estilo musical es un amplio abanico de muchas influencias atraídas desde la rama más dura del metal, hasta la más melódica de rock, llegando a sonarme en varios tramos a maestros guitarristas como a Adrian Belew, un nombre que me vino a la mente nada más comenzar los primeros compases del disco.

Digamos que ‘Health’ es una joya eléctrica que no te dejará parado en ningún momento, y que irá desgranando sus temas como un bombardeo continuo, ya que no llega a bajar el nivel en ningún momento.  En ‘Have You Ever Seen Milk’, la calma antes de que llegue una tormenta electrificada, se crean algunas melodías, y se sobreentiende que el metal sí puede ser melódico. Llegando a meterse dentro del tema ya con su segunda canción, ‘Ballerina’, se explora así los extremos del metal, haciendo de éste un tema muy heavy que plasma una idea haciendo protagonista a la guitarra, y que se elabora no sólo en este tema, sino en varios consecutivos que vienen después del nombrado. Llegando con ‘The Museum of Walking’, que sigue con esa agresividad a la hora de mostrar sus riffs, pero añadiendo ya el sonido melódico en varias partes del álbum, ensalzando la faceta más cercana a King Crimson.
O con ‘Don’t You Know Who I Think I Am’, donde se refuerza el sonido de la guitarra, consiguiendo en gran parte la percusión una notoriedad indispensable dentro de la canción. Para que ‘Some soldiers’ y ‘Powerfull and professional’ bajen a los lados más oscuros en algunos momentos, sin perder ese hilo de improvisación, que es otro de los ingredientes más presentes dentro del álbum.  Cerrando con un ‘No more’, que no deja títere sin cabeza, haciendo un recorrido del disco entero, inconformista. Dentro de un álbum donde cada componente tiene su hueco, desde  Greg Chapman a la batería, increíble durante todo el álbum, hasta Ben Griffiths, quien actúa de soporte en el disco.

Health es un álbum que sorprende, y que al mismo tiempo encandila a todo/as lo/as grandes degustadores/as del metal más experimental.

Nota: 7/10

Reseña por: Pedro Losada

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s