Apple Smell Colour -‘Unscrupulousness’ (2015)

Interesante propuesta la que llega desde Tarragona: Apple Smell Colour son el ejemplo de que, si bien el auge del Rock Progresivo tuvo lugar en la década de los 70, actualmente el género se está reinventando; conserva la esencia que lo vio nacer, pero al mismo tiempo, incorpora nuevos matices que enriquecen la escucha. Apple Smell Colour también son el ejemplo de que las buenas ideas son apátridas: lo británico no es necesariamente un sinónimo de súmmum compositivo; sino que bandas de cualquier zona, que gocen de menor o mayor popularidad, pueden dar en el clavo y ofrecer un planteamiento que roza la perfección. Es por tanto necesario que escuchemos y no oigamos, que dejemos esos fundamentalismos cuando la lengua materna no es la inglesa, y que apartemos esos prejuicios que nos impiden ver objetivamente y limitan sobremanera el rango de grupos a los que estamos dispuestos a prestar atención.

El grupo está articulado por Lluís Barceló (guitarra y voces), Uri Mas (voz principal y guitarras), Pep Espasa (flauta travesera, saxo tenor, guitarras, lap Steel, voces), Mo Espasa (piano, teclado), Loti Arroyo (bajo, voces) y Marc Claramunt (batería). Los seis integrantes gozan de una dilatada trayectoria musical y han unido sus fuerzas en AppleSmellColour y en su primer trabajo discográfico, Unscrupulousness. Unscrupulousness es una obra conceptual que versa sobre la falta de escrúpulos de la sociedad contemporánea en su ámbito universal más extenso, como en la explotación de recursos, en los conflictos sociales o en las contradicciones que van asociadas a nuestras relaciones con el prójimo.a2431079277_10.jpg

A modo de introducción, ‘Strings Field’ recoge parte de un discurso del Dr. Michio Kaku, físico cofundador de la Teoría de Cuerdas o Teoría del Todo: “¿Qué es la física? La física no es sino las leyes de la armonía que puedes escribir en las cuerdas vibracionales.
¿Qué es la química? La química no son sino las melodías que puedes tocar en cuerdas vibracionales que interactúan.
¿Qué es el universo? El universo es una sinfonía de cuerdas vibracionales”.

Siguiendo en este hilo, ‘I’m an atom in the world’ se inicia mostrando un rock progresivo herencia de King Crimson, con un tono algo sombrío y una cadencia variable. Después se presenta con una base de jazz que se hace patente por completo pasado el minuto 3, momento en que emerge el saxo. A partir de entonces se suceden una serie de ritmos sincopados, ornamentados con piano de brillante soltura, que se desarrollan en clave de poesía. Pasado el ecuador del tema, el compás se vuelve anárquico y desfilan por él todos los instrumentos hasta llegar a un punto álgido; a partir de él, la calma vuelve a sobrevenir, aunque de forma muy puntual. En esta parte se canta de nuevo “I’m an atom in the world” acompañada de una sección de batería, bajo y guitarra muy crimsonianas. Tras ello, se exhibe otra vez la maestría del saxo, con un breve solo en descenso que va acallándose para elevarse posteriormente, rodeado en todo momento por un piano omnipresente.

Como muestra de eclecticismo, ‘Mary Monster’ rompe con lo establecido anteriormente. Juega con una dosis de extravagancia y teatralidad, y precedida de una sección instrumental hay una breve parte inesperada concebida en formato operístico. ‘Chris’ apuesta por atmósferas más cristalinas y por un talante más optimista, encuadrado todo en un esquema más lineal y menos cambiante.

El tema que da nombre al disco, ‘Unscrupulousness’, se delinea con movimientos entre el jazz y el rock progresivo, logrando crear un dinamismo meritorio a lo largo de toda su duración. A continuación, ‘Boss of Wizards’ comienza con un despliegue percusivo que al poco es escoltado por un órgano, secundado después por acordes de guitarra y bajo y posteriormente es el turno de la voz. En cuanto a la lírica, ‘Boss of Wizards’ hace referencia a esa falta de escrúpulos, a la ética a merced del poder del dinero. A la Bolsa y al poder desmedido de las finanzas, en suma. Por su parte, ‘Oil Slick’ se aventura con una línea vocal algo cambiada, en la que se ha impreso más fuerza y carisma. Podríamos cerrar los ojos y pensar que estamos escuchando una banda de bluesjazz de los 60.

‘Landscape’ opta por una melodía nítida, pausada, que es iniciada por una guitarra acústica y en la que antes del primer minuto debuta el saxo, que contribuye a que la pieza se traslade completamente al plano jazzístico. En el segundo minuto hay una breve sección apoyada por punteos de bajo y guitarra y por redobles de batería, que dan a paso seguidamente al piano. Finalmente, se suceden los punteos y el saxo, hasta que el tema concluye. ‘Blank Look’ se concretiza en un estilo más intimista, sin duda gracias a la flauta travesera, que ostenta el papel protagonista y crea reminiscencias de Focus, por ejemplo. En una línea semejante se desenvuelve ‘Death In The Mirror’. Finalmente, ‘Eleventh Dimension’ funciona a modo de outro, e incluye extractos de un discurso de Michio Kaku, presentes también en la intro ‘Strings Field’.

 

Nota: 9 / 10

Reseña por: Eva Plaza

 

Tracklist:

  1. Strings Field
  2. I’m an atom in the world
  3. Mary Monster
  4. Chris
  5. Unscrupulousness
  6. Boss of wizards
  7. Oil Slick
  8. Landscape
  9. Blank Look
  10. Death in the Mirror
  11. 11th Dimension

Integrantes:

Lluís Barceló – guitarra y voces

Uri Mas – voz principal y guitarras

Pep Espasa – flauta travesera, saxo tenor, guitarras, lap Steel, voces

Mo Espasa – piano, teclado

Loti Arroyo – bajo, voces

Marc Claramunt – batería

 

Anuncios

Un comentario sobre “Apple Smell Colour -‘Unscrupulousness’ (2015)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s